La agencia de salud mundial advierte, además, que es posible que surjan nuevas mutaciones del virus del COVID-19 y pide a los países prepararse para responder ante ellos. Alerta de que esta pandemia puede no ser la última a la que nos enfrentemos, ni la peor, por lo que será necesario invertir para preparar los sistemas de salud y abordar el cambio climático.

El director de la Organización Mundial de la Salud aseguró que es importante llevar a cabo más análisis genéticos en todo el mundo para asegurar que se detectan las nuevas variantes del coronavirus.

Cuando está a punto de cumplirse un año del primer aviso de los casos de neumonía en Wuhan, se han observado nuevas variantes en Reino Unido y Sudáfrica que parecen ser más infecciosas y que han provocado nuevas restricciones de viajes.

El doctor Tedros Adhanon Ghebreyesus dijo en una rueda de prensa que habrá “reveses y nuevos retos el próximo año, por ejemplo, las nuevas variantes del COVID-19 y cómo ayudar ala gente que está cansada de la pandemia a seguir combatiéndola”.

La OMS está trabajando de cerca con científicos de todo el mundo para “entender mejor los cambios en el virus” y su impacto”, subrayó Tedros. En concreto, colaboran con científicos de Reino Unido y Sudáfrica que llevan a cabo estudios epidemiológicos y de laboratorio que guiarán los próximos pasos

Tedros subrayó “la importancia de aumentar la capacidad de hacer análisis genéticos en todo el mundo” y de compartir información con la agencia de salud de las Naciones Unidas y otros países. Dijo que “solo si los países están buscando y haciendo pruebas con eficacia serán capaces de encontrar variantes y ajustar las estrategias para responder”.

Unsplash/Matthew Waring Un mural en Manchester, en el Reino Unido, representando a una enfermera.

El futuro de la pandemia

Los especialistas de la agencia de la ONU para la salud insistieron en que las vacunas del COVID-19 ofrecen una luz de esperanza, pero todavía es prematuro hablar del final de la enfermedad.

Tanto Michael Ryan, director del área de emergencias de la Organización, como Heymann, del Instituto de Medicina Tropical, creen que es probable que el SARS-COV-2 acabe siendo endémico, con una incidencia baja.

“El principal objetivo de la primera ola de vacunación es evitar enfermedades graves y muertes, proteger a los sanitarios y personas vulnerables. Eso sería un gran paso en devolver el mundo a una cierta normalidad”, dijo Ryan. “La existencia de una vacuna, incluso muy eficaz, no garantiza la erradicación de una enfermedad. Es una barrera muy alta que saltar. Primero hay que enfocarnos en salvar vidas y controlar la enfermedad para que las sociedades puedan volver a la normalidad y entonces intentaremos el gran desafío de erradicar el virus, pero ahora mismo, con las herramientas que tenemos es imposible decir cuándo ocurrirá".

En los próximos meses, las personas que reciban la vacuna tendrán que seguir tomando las mismas precauciones, como el uso de mascarillas y el distanciamiento social. “Todavía se está estudiando si las vacunas, además de evitar que enfermes, previenen que te infectes y pases la infección”, explicó la científica jefa Soumya Swaminathan. “De momento la gente que se ha vacunado tiene que seguir tomando las mismas precauciones hasta que se logre la inmunidad de grupo".

BioNTech La vacuna de Pfizer-BioNTech contra el COVID-19 ha sido la primera en ser autorizada en algunos países

 

No será la última pandemia

“Aunque pueda ser chocante para la gente, esta pandemia ha sido muy grave, y ha llegado muy rápido por todo el mundo, pero puede que no sea la gran pandemia que temíamos. Éste es un virus muy transmisible y mata, pero con una mortalidad es relativamente baja comparada con otras enfermedades transmisibles. Esto es una llamada de atención”, dijo Michael Ryan. “El planeta es frágil, vivimos en una sociedad cada vez más global compleja y estas amenazas continuarán”, añadió el director de emergencias que considera que la gran lección de esta crisis es que “tenemos que prepararnos por si ocurre una pandemia más grave en el futuro.

“Definitivamente estamos mejor preparados, pero este virus nos está diciendo que todavía no estamos lo suficientemente preparados”, añadió el asesor senior Bruce Aylward. “Estamos en segundas y terceras olas y no estamos preparados”. “No sabemos qué será la próxima pandemia y el próximo virus. Debemos ser humildes y reconocer que siempre tenemos que estar preparándonos”, añadió.

“El mundo ha aprendido lo central que es la salud. Invertir en salud será una prioridad para los países en el futuro y espero que ahora todos los caminos lleven a la cobertura de salud universal y todos los países se lo tomen en serio”, pidió Tedros, que dijo que preparar nuestros sistemas sanitarios “llevará tiempo y no será la única medida necesaria. “Este virus ha expuesto los problemas sociales. La sanidad por sí misma no será la solución. Hay que abordar las desigualdades e implementar los Objetivos de Desarrollo Sostenible por completo, preocuparnos por nuestro planeta y abordar el cambio climático”.

No castigar a Reino Unido y Sudáfrica

El director general pidió que el Reino Unido y Sudáfrica "no sean castigados" por el resto de países por el descubrimiento de nuevas variantes de coronavirus en sus territorios. "Debemos asegurarnos de que los países no sean castigados por compartir de forma transparente los nuevos hallazgos científicos", aseguró.

"Bloquear totalmente países no es factible ni necesariamente la mejor respuesta. Es importante no castigar innecesariamente a estos países por estar compartiendo información abiertamente" insistió el director del área de emergencias de la Organización, Michael Ryan.

La OMS recomienda que cada país haga una “evaluación de riesgos” en función de su situación epidemiológica antes de tomar una decisión sobre las restricciones de viaje.

Los expertos insistieron en que la mejor manera de controlar las variantes del coronavirus es aplicando las mismas recomendaciones en las que se ha insistido desde el comienzo de la pandemia para reducir la transmisión.

“Las mutaciones de Sudáfrica y Reino Unido son diferentes y habrá más a medida que evolucione la pandemia”, dijo María Vankerkhove, la epidemióloga que lidera la respuesta técnica al COVID-19. "Si no teníamos suficientes llamadas de atención, las nuevas variantes son otra más para reducir la transmisión. Deben empujarnos a tener todavía más determinación para acabar con la pandemia”, insistió.

En ese sentido, el doctor David Heymann, del Instituto de Medicina Tropical de Londres, explicó que los primeros estudios apuntan a que las nuevas variantes del COVID se propagaron en reuniones. “En Sudáfrica ocurrió a final del año escolar, cuando hay muchas fiestas de estudiantes. En Reino Unido, creen que ha habido más transmisión en reuniones de gente joven”, detalló el especialista británico que recordó que su país es uno de los que hace más análisis genéticos per cápita y por eso ha sido capaz de detectar esta nueva variante.

El año de la ciencia

Universidad de Oxford/John Cairns

Los científicos del Instituto Jenner de la Universidad de Oxford siguen avanzando en el desarrollo de una vacuna contra el coronavirus.

Cuando está a punto de cumplirse un año desde que las autoridades de Wuhan notificaron los principales casos de neumonía, el doctor Tedros echó la vista atrás y defendió la respuesta de la organización este año. La OMS y sus socios "han trabajado sin descanso para apoyar a todos los países en su respuesta al virus". "El personal ha trabajado las 24 horas del día para acelerar la ciencia, proporcionar soluciones sobre el terreno y fomentar la solidaridad", dijo. "La ciencia está en el centro de todo lo que hacemos y ha avanzado a una velocidad vertiginosa este año".

En los últimos 12 meses, la OMS "ha publicado y actualizado guías técnicas basadas en la ciencia más reciente y las mejores prácticas de los países". "Luego lo hemos difundido a través de todos nuestros canales, incluyendo más de 130 ruedas de prensa como ésta. Hemos trabajado con miles de científicos de todo el mundo para crear una solidaridad mundial, comprometiéndonos con nuestros críticos y pidiendo repetidamente a todas las partes interesadas que pongan en cuarentena cualquier politización de COVID-19 y se centren en la aceleración de la ciencia para salvar vidas y poner fin a esta pandemia", destacó.

Share This
Abrir chat
💬 ¿Nesecitas ayuda?
Hola 👋
¡Aqui podemos darte mas información acerca del COVID-19!