La agencia de la ONU para la salud en el continente americano solicitó este jueves a la comunidad de donantes 94,8 millones de dólares que se destinarían a emprender las medidas de salud públicas prioritarias para combatir la pandemia del coronavirus COVID-19 en la región.

El dinero, que formará parte de la Estrategia de Respuesta de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), busca “salvar vidas y desacelerar la transmisión del virus a fin de mitigar el impacto que éste puede tener en los servicios y en la salud de la población, principalmente en los países que más necesitan ayuda”, destaca un comunicado de la Organización.

El monto recaudado servirá para apoyar la Estrategia hasta el mes de septiembre, aunque es probable que se incrementen las necesidades a medida que el brote evolucione.

La directora de la Organización, Carissa F. Etienne, destacó que “la propagación del COVID-19 en la región se está acelerando” por lo que “debemos intensificar las acciones para frenarla”. “Este nuevo virus ha demostrado que puede sobrecargar los servicios de salud hasta en los países más desarrollados“, indicó.

Al mismo tiempo, agregó que “necesitamos invertir más para proteger a los más vulnerables, incluidos los trabajadores sanitarios, y salvar vidas”.

Cronología y actualización regional

La OPS recordó que el primer caso de coronavirus COVID-19 en América Latina y el Caribe se reportó el pasado 26 de febrero en Brasil, mientras que Estados Unidos tuvo el primer contagio del continente.

. En menos de un mes se dispersó a 48 países y territorios en la región.

Hasta el 1 de abril, se confirmaron 216.912 casos y 4565 muertes por COVID-19 en 51 países y territorios americanos. Durante los últimos diez días, los contagios se multiplicaron por diez. El país con la mayoría de los casos a nivel mundial es actualmente Estados Unidos, que suma el 86% de los casos en el continente.

Las cinco líneas prioritarias de la Estrategia de la OPS son:

  • Apoyar la detección temprana de casos a través de los sistemas de vigilancia existentes.
  • Asegurar la capacidad de diagnóstico oportuno de los laboratorios con las pruebas y los reactivos necesarios.
  • Prevenir y controlar infecciones de COVID-19 en los servicios de salud.
  • Optimizar la capacidad de los sistemas de salud locales para manejar los casos y atenderlos de forma segura.
  • Difundir información a la población para que pueda conocer sus riesgos y tomar medidas para protegerse y defender a sus seres queridos.
Share This
Abrir chat
💬 ¿Nesecitas ayuda?
Hola 👋
¡Aqui podemos darte mas información acerca del COVID-19!